¿Tienes meses con la espalda totalmente adolorida?, ¿te sientes fatigada o agotada todo el tiempo? Permíteme decirte que yo estaba igual hasta hace unas semanas atrás, que decidí darme un regalito, dedicarme tiempo y dinero para mí: visite un centro de belleza, y ni te imaginas cuanto disfrute. Salí de allí como nueva, y todos mis dolores se fueron.

Quédate leyendo y entérate como sentirte con solo una visita al salón de belleza y recibir un relajante masaje muscular, lo que necesita toda mujer.

¿Qué es un masaje?

Con frecuencia escuchamos hablar de masajes, seguramente con fines anti estrés, de relajación, o incluso terapéuticos, pero ¿realmente sabemos que es un masaje?

Un masaje consiste en una serie de formas de tacto, en los que se realizan movimientos con diferentes medidas de presión en los tejidos blandos del cuerpo para lograr una respuesta beneficiosa: liberar la tensión muscular, aumentar el bienestar y relajar el cuerpo.

Los masajes pueden realizarse en cualquier parte del cuerpo, siendo las zonas más comunes  la cabeza, los hombros, pies y la espalda. Antes de recibir cualquier masaje, ya sea en un spa, una centro de belleza o incluso en tu propia casa, es importante estar seguro de que el masajista tenga los conocimientos, las habilidades y la experiencia necesaria, ya que aunque no parezca posible, un tacto inadecuado podrían hacer más daño que beneficio.

¿Cómo hacer y dar masajes?

Gran parte de las personas pueden dar un masaje relajante y satisfactorio, pero, para recibir uno especializado, que realmente te quite los dolores, el estrés y te relaje, te recomiendo visitar a un profesional. Un terapeuta, conoce todas las técnicas apropiadas, o debería conocerlas, de manera que un masaje sea un beneficio y no un problema.

Una sesión típica de masaje suele iniciar cuando el cliente se desviste y se acuesta en, generalmente, una mesa de masaje, una silla o incluso se acuesta en el piso.

Cuanta ropa deberá quitarse depende del tipo de masaje: si es un masaje para reducir las celulitis en las piernas, no es necesario desvestir la parte superior del cuerpo; contrario a lo que ocurriría si el masaje es para el aumento de busto, por ejemplo. En ese caso la parte superior es el lugar a tratar y no debería tener ninguna prenda.

Es de vital importancia que antes de comenzar la sesión o durante la misma, puedas comentarle al terapeuta aspectos importantes como la cantidad de presión que te resulta cómoda y las áreas del cuerpo que no deseas que se te toque. En muchas ocasiones el masajista se toma un tiempo para preguntar sobre las condiciones medicas del cliente.

La duración del masaje puede estar entre 10 y 90 minutos, según el tipo de masaje.

La importancia de comentar cualquier incomodidad dentro de la sesión viene dada por las consecuencias de un mal movimiento, las cuales pueden ir desde afecciones leves, hasta las más engorrosas. Algunas de ellas son:

  • Trastornos hemorrágicos o tomar medicamentos anticoagulantes.
  • Quemaduras o heridas curativas
  • La trombosis venosa profunda
  • Fracturas
  • Osteoporosis severa
  • Trombocito peña severa

Técnicas de masajes

Existen cientos de técnicas eficaces para dar masajes, todas basándose en presionar, frotar y manipular la piel, los músculos, los tendones y los ligamentos. Conocer cada una de ellas lo harás fácilmente en un curso especializado o estudiando una carrera de fisioterapia.

Un masaje puede variar desde movimientos suaves hasta presiones profundas. Así como es posible utilizar movimientos largos, amasamiento, movimientos circulares profundos, vibraciones y golpecitos para ayudar a la persona a relajarse y energizarse.

El masaje profundo es una técnica bastante utilizada, que se caracteriza por utilizar movimientos más lentos y con más fuerza para apuntar a las capas más profundas del músculo y el tejido conectivo, con el objetivo de ayudar en el daño muscular causado por lesiones.

Que un terapeuta conozca y realice las técnicas de masaje apropiadamente es muy importante, como te comenté previamente, es por eso que no debes cohibirte de hacer algunas preguntas en la primera sesión con un especialista que desconoces. Preguntas como: ¿Tiene licencia, certificado o registrado?, ¿cuántas sesiones de terapia de masaje crees que necesitaré?, ¿cuál es tu entrenamiento y experiencia?, ¿cuál es el costo, y está cubierto por el seguro de salud?

Aceites para masajes

Únicamente si tú estás de acuerdo, el terapeuta puede usar un aceite o loción para reducir la fricción en la piel, reducir el estrés, energizar, entre otros.

Debes comentarle a tu terapeuta si eres alérgico a algún ingrediente.

Música relajante para masajes

Generalmente mientras te realizan un masaje, el terapeuta coloca una música relajante que pueda ayudarte a soltar tu cuerpo y disfrutar el masaje en su totalidad. La música está acompañada de un dulce olor en el ambiente que te transportara a otra dimensión. Realmente esa es la idea o el fin de todo esto durante una sesión.

Si el estilo musical que colocan en el centro de belleza no es de tu agrado, bien puedes sugerir un cambio, ya que debes relajarte, de lo contrario, el masaje, no importa que tan bueno sea, no surtirá efecto en ti.

Piedras volcánicas para masajes

Dar un masaje con piedras volcánicas no es más que colocar piedras planas, suaves y calientes (a una temperatura soportable) en puntos clave de tu cuerpo, especialmente en la espalda, pies y manos.

Los beneficios de este tipo de masajes, es que, aunque no lo creas, relaja los músculos, mejora la circulación y calma el sistema nervioso.

Beneficios de los masajes

Con el pasar de los años, los masajes han pasado a ser parte de muchos tipos de tratamientos, incluidos principalmente los de belleza y los médicos. Actuando como una forma de prevención, especialmente ante arrugas o enfermedades graves, respectivamente.

El beneficio principal de un masaje bien realizado es la eficacia en  la reducción  del estrés, el dolor y la tensión muscular, pero algunos estudios han determinado otros beneficios, entre los primordiales incluiremos:

  • Ansiedad
  • Desordenes digestivos: eliminar gases estomacales
  • Fibromialgia
  • Dolores de cabeza
  • Apresuramiento del periodo menstrual
  • Insomnio relacionado con el estrés.
  • Síndrome de dolor miofascial
  • Cepas de tejidos blandos o lesiones
  • Lesiones deportivas
  • Dolor en la articulación temporomandibular
  • Adelgazar el abdomen

Más allá de todos los beneficios mencionados, recibir un masaje es una de las mejores cosas que existe, ya produce sensaciones de cuidado, comodidad y conexión. Y la relajación que produce te lleva a un mundo diferente, por encima de las nubes.

Claro está, cuando al ámbito medico nos referimos, es importante que no exista ninguna duda en que un masaje no reemplaza ningún tratamiento médico existente, y que la función del doctor así como sus instrucciones son de vital importancia para el manejo y control de nuestro bienestar físico y mental.

Tipos de masajes

Los tipos de masajes están definidos según muchos factores: el lugar donde se den, la técnica utilizada, la duración de la sesión, y el fin del masaje (médico, estético.)

Existen cientos de tipos de masajes, para todo tipo de situaciones: desde dolores de cabeza hasta aquellos que pueden resulta excitantes. Escoger uno u otro dependerá de tus circunstancias personales. Pero cualquiera que tú elijas te ayudara a controlar el dolor,  terminar o apresurar un proceso de lesión o mejorar la circulación.

Para cada uno de ellos te frotan desde la punta de los pies a la de la cabeza, cada uno con técnicas y sensaciones diferentes. Algunos de los principales masajes que debes conocer son:

  • masajes reductores
  • masajes relajantes
  • masajes sexuales
  • masajes antiestres
  • masajes linfaticos
  • masajes terapeuticos
  • masajes tantricos
  • masajes en los pies
  • masajes en la espalda
  • masajes para bebes
  • masajes faciales
  • masajes japones
  • masajes corporales
  • masajes sensuales
  • masajes calientes
  • masajes deportivos
  • masajes chinos
  • masajes para la cervical
  • masajes para embarazadas
  • masajes para gluteos
  • masajes prostaticos
  • masajes descontracturantes
  • masajes anticeluliticos
  • masajes con piedras
  • masajes para el pene
  • masajes para el estreñimiento
  • masajes para los senos
  • masajes en las piernas

¿Cómo debe ser la camilla para masajes?

Dependiendo del tipo de masaje y del masajista, bien podría usarse una camilla o una silla. Tradicionalmente se utilizan sillas particularmente ergonómicas que permiten un fácil acceso a zonas como la cabeza, espalda y hombros.

Si lo que buscas es un masaje en la columna, bien podrías usar una camilla o una silla, es indiferente; pero si el masaje es uno íntimo, seguramente la camilla es la mejor opción.

Es posible encontrar sillas robóticas que a demás del masaje dado por el terapeuta, también ejercen un movimiento sobre el cuerpo, a través de un sistema de vibraciones robóticas.

Cursos de masajes en Venezuela

Para ser un especialista en esta área, es necesario que tengas un certificado reconocido y legitimo, ya que un solo movimiento en falso bastara para producir afectaciones a corto o largo plazo como ya sabes de los párrafos anteriores.

Si quieres ser un terapeuta, bien puedes estudiarlo en una universidad, o puedes realizar cursos especializados e ir fogueándote en esta área con el transcurrir del tiempo.

En las grandes ciudades del país, siempre hay excelentes cursos de masaje profesional, zonas como Maracaibo, Caracas, valencia o Barquisimeto. También hay masajista gay en Caracas que te pueden ayudar. Además de eso, en internet hay cientos de ofertas por cursos terapéuticos y fisioterapéuticos. Seguro puedes echar una miradita por allí.

Precios de los masajes en Venezuela

El precio de un masaje puede variar mucho según la zona en la que te encuentres, el tipo de masaje que sea, la duración del masaje, y el masajista que te atienda. Es decir, en Venezuela, el precio de un masaje relajante en un spa en Caracas, seguramente es más costoso que ese mismo masaje en la zona oeste de la misma ciudad capital. Ahora bien, si el masajista se acerca hasta tu casa, también existirá una diferencia de precios en comparación a un masaje en un centro de belleza. Por lo general, el primero será más costoso ya que el terapeuta necesita comprar equipo y tener en cuenta el costo de contactarlo (transporte, horario, zonas).

En conclusión, los precios de los masajes, mientras más cortos y más sencillos sean, mas económicos serán para tu bolsillo.

End of content

No more pages to load

Close Menu