Qué son los masajes linfáticos y beneficios

Los masajes linfáticos estimulan la circulación del cuerpo favoreciendo la eliminación de toxinas y son muy útiles para eliminar celulitis, reducir edemas y mejorar las defensas. Estos masajes pueden ser manuales o asistidos a través de máquinas especializadas. A continuación te muestro todo lo que debes conocer si deseas hacerte un masaje linfático.

¿Qué es un masaje linfático y para qué sirven?

Es un tipo de masaje ligero y suave, cuyo objetivo es la eliminación de desechos y toxinas que se acumulan en el sistema circulatorio y linfático. Es muy recomendable para las personas que tienen problemas de circulación, los diabéticos, las personas que trabajan mucho tiempo de pie, en el tratamiento contra la celulitis, edemas es ideal para tratar el acné y el exceso de cansancio en las piernas etc.

En este tipo de masaje es necesario que el masajista sea experto en aplicar las técnicas ya que debe ser indoloro, debe ser placentero y relajante. Se hace a través de movimientos lentos y repetitivos siguiendo los conductos linfáticos, por lo general la sesión no debe excederse de un máximo de una hora, y es recomendable hacer mínimo dos sesiones por semana.

Beneficios de un masaje linfático

Este tipo de masaje está muy relacionado con la particularidad que amerite el paciente, porque las sesiones del masaje van a depender de la zona a tratar y de la respuesta que cada cuerpo tenga frente al mismo. Entre sus muchos beneficios te mencionare los siguientes:

  • Modula la respuesta del sistema inmunitario frente a bacterias, virus y sustancias extrañas que puedan ingresar al organismo, mejorando la defensa del mismo.
  • Actúa sobre el sistema circulatorio, integrado por el sistema arterial, el sistema venoso y el sistema linfático.
  • Estimula la función renal, ya que permite que los riñones filtren los desechos que se acumulan en el cuerpo por la orina.
  • Mejora el aspecto de la piel, obteniendo como resultado una piel limpia y suave.
  • Evitar la acumulación de líquidos y la absorción de la grasa.
  • Tiene un efecto relajante en el sistema nervioso, se recomienda a pacientes sometidos bajo mucho estrés.
  • Aumenta la energía del cuerpo y fortalece la salud.
  • En estética, reduce la celulitis, el acné, edemas, etc.
  • Reduce la inflamación.
  • Elimina las toxinas y desechos de la sangre.
  • Proporciona mejoras a las personas que sufren de linfedemas congénitos y linfedema precoz.

Tipos de masajes linfáticos

Entre los tipos de drenaje linfático, te cito los más relevantes:

Drenaje linfático manual

Consiste en la realización de una serie de maniobras, lentas y repetitivas con movimientos circulares, usando las manos y las yemas de los dedos, por lo general debe aplicarse aceites y no debe producir dolor.

Drenaje linfático asistido

Se realiza a través de la ayuda de máquinas, es muy cómoda para el terapeuta, porque el trabajo de movimiento de la linfa lo hace una máquina, sin que el realice mayor esfuerzo.

Uno de los más comunes dentro de este tipo de masaje es la presoterapia, que mejora la circulación, ejerciendo presión constante en las piernas, los brazos, etc. Se usa durante 30 minutos aproximadamente, es muy buena para combatir la celulitis porque el aparato comienza a bombear la linfa desde las piernas o brazos hasta llegar al conducto torácico.

También existen máquinas de ondas ultrasónicas de baja frecuencia que producen burbujas microscópicas que rompen la membrana de los adipocitos, logrando así su eliminación.

Masajes linfáticos en el abdomen

Para corregir la flacidez de estómago, o la celulitis en esta zona, te recomiendo un masaje linfático abdominal, el cual te va a permitir estimular la circulación de esta área y básicamente eliminar la grasa y liquido acumulado disminuyendo la hinchazón del vientre, la flacidez, los dolores, malestares abdominales, la celulitis, disminuye el estreñimiento y reduce el dolor en los tiempos de menstruación.

Es recomendado este tipo de masaje para pacientes que van a ser sometidas a una operación estética, ya que prepara el drenaje linfático y mejora la cicatrización. Se recomienda que cada sesión sea de una hora y se aplique dos a tres sesiones por semana, para que puedas ver resultados favorables.

Masajes linfáticos faciales

Este tipo de masaje es muy solicitado por las damas en los centros de estética ya que estos, estimulan las linfa produciendo un efecto rejuvenecedor, reducen la arrugas, las bolsas en los ojos, las ojeras, ayuda a eliminar el acné, los puntos negros, limpia la piel, y le da un aspecto brilloso y tersa.

Se realiza con movimientos circulares de forma suave, lenta y progresiva en forma ascenderte, es recomendable hacerlo cada 15 días, por supuesto, en casa debes limpiar y tonificar la cara todas las noches antes de dormir.

Masajes linfáticos para celulitis

La celulitis afecta a la mayoría de las mujeres, este problema puede ser atenuado a través de un masaje linfático celulítico, la cual es una técnica que ayuda a disminuir la piel de naranja y flacidez en las zonas de las piernas, brazos, abdomen, nalgas etc., provocado por la mala circulación y el deficiente flujo linfático.

La celulitis es la acumulación de tejido adiposo, que se crea por varios factores, entre ellos la mala alimentación, falta de ejercicio físico, problemas hormonales etc. Se realiza con cremas anticelulíticas que contengan elementos activos como la carnitina, cafeína y té verde.

Masajes linfáticos en piernas

La pesadez de piernas es también un problema muy común en las mujeres, algunos hombres la padecen pero por lo general son muy pocos y se debe a una insuficiencia venosa provocada por ciertos desarreglos hormonales.

Las personas que trabajan muchas horas al día de pie, o pasan muchas horas sentadas, tienden a sufrir de este mal, es necesario alternar entre sentarse y pararse o hacer pequeños ejercicios de estiramiento son saludables y llevan poco tiempo, también son causas, la obesidad, el consumo de mucha sal, el tomar medicamentos como antihipertensivos, los antidepresivos y anticonceptivos que provocan edemas como efecto secundario.

Los síntomas más frecuentes son los calambres, hormigueos, sensación de calor, picazón, hinchazón, dilataciones de las venas y aparición de arañas vasculares. Un masaje linfático, te aliviara, son sencillos y muy beneficiosos.

Cursos de masajes linfáticos en Venezuela

Aunque estos masajes parecen un poco más complicados, puedes conseguir en la web gran cantidad de material con el que puedes conocer un poco más del principio que utilizan las máquinas con las que se trabajan en el caso de los drenajes linfáticos asistidos y profundizar en la fisiología y fisioterapia del proceso. Incluso puedes realizar cursos online, cursos superiores y master en masajes linfáticos.

También en Venezuela actualmente se dictan cursos presenciales en esta área ubicados ciudades como Caracas, Maracay, San Cristóbal y Mérida.

¿Cómo hacer y realizar masajes linfáticos en casa?

Puedes realizar estos masajes siguiendo estos pasos en las siguientes partes del cuerpo:

Piernas

Coloca hacia arriba ligeramente las piernas y comienza siempre de abajo hacia arriba, desde los tobillos hasta la ingle, con pases largos, suaves y repetitivos usando las manos con un movimiento ascendente varias veces, no apretar demasiado, ya que no debe doler, hazlo por 5 minutos en cada pierna. Luego comienza individualmente por cada zona. Los pies y los tobillos son los más afectados por los edemas y la hinchazón. Comienza por los pies, dale suaves masajes en forma circular, en cada dedo detente 3 minutos de cada uno, luego sube a los tobillos, de la misma manera en forma circular apretándolos ligeramente, suave pero rápido por 5 minutos.

Continua subiendo por la pantorrilla, masajeando siempre con movimientos circulares, en esta zona, también puedes usar un rodillo o bambú y comienzas a pasarlo por los lados de la pierna y por detrás haz esto por 3 minutos.

Luego pasa a las rodillas y allí masajea circularmente con presión en el centro de ellas por 3 minutos en cada rodilla. Sube al muslo y haz movimientos suaves, circulares y repetitivos en la parte de adelante y atrás por 2 minutos cada uno. Utiliza el rodillo o bambú y pásalo por el muslo varias veces por 3 minutos. Descansa y eleva las piernas por 10 minutos más.

Brazos

Comienza masajeando desde el codo hasta el hombro, alternando con las dos manos y comenzando con la parte interna, masajea con la punta de los dedos y lleva el flujo hacia la axila, masajea con pases largos, luego ve a la cara externa del brazo y masajea desde el codo hasta el hombro, presiona el codo con la palma de la mano y en el antebrazo masajea desde la muñeca hasta el codo.

En la mano

Da masajes suaves y repetitivos en las falanges de cada dedo, en la palma haz círculos fijos con los pulgares y en la muñeca comienza por la línea radial hacia el cubito. Te recomiendo que después del masaje tomes 2 litros de agua en el día, así tus riñones eliminarán las toxinas fácilmente.

Técnicas de los masajes linfáticos

Existen diversas técnicas para realizar los masajes linfáticos, y entre las más usadas son:

Movimiento de amasamiento

Consiste en la realización de movimientos transversales en los músculos, con las palmas, dedos y yemas de la mano. Por lo general se aplican muchos movimientos circulares, los cuales puede ser fijos, realizando círculos pequeños en el mismo sitio, así consigues estimular los ganglios. También puedes hacerlo en círculos en forma de espiral con el dedo pulgar y con la yema de los dedos, dibujando espirales pequeños en la zona a masajear, se usa sobre todo en codo, la barbilla etc.

Movimiento de reabsorción

Consiste en empujar el músculo hacia arriba de manera delicada, no debes apretar demasiado, por lo que no debe generar dolor.

Movimiento de deslizamiento

Consiste en empujar los elementos de la sangre hacia arriba. Para facilitar la circulación de la sangre, presiona con la palma de la mano llevando toda la linfa hasta el siguiente ganglio, como si llevaras los residuos a través de los vasos linfáticos.

También en esta técnica se aplica el Pase de gato, con las dos manos con ayuda de las yemas de los dedos índice y medio, presiona toda la zona, con una mano detrás de la otra.

Puedes aplicar también lo denominado Papel Secante, se realiza pasando la mano desde la parte conocida como talón de la mano hasta el pulgar, de tal forma que parezca que estamos utilizando un papel secante. Esta técnica se utiliza en zonas planas del cuerpo, espalda o el abdomen.

Movimiento de vibración

Consiste en realizar movimientos oscilantes de vibración, con la finalidad de que los músculos se puedan relajar. Puedes también pinzar realizando medios círculos a la vez que vamos avanzando por la zona. Recuerda no debes presionar demasiado.

¿Es mejor hacerlos en casa o ir a un centro de belleza?

Los masajes linfáticos siempre serán personalizados, ya que van a depender de la zona afectada que quieras mejorar y de la respuesta de cada cuerpo al tratamiento. Te recomiendo que vayas a un centro especializado, para lograr mayor efectividad, ya que esos sitios cuentan con especialistas en el área y aparatos especializados para los drenajes linfáticos asistidos, que por no contar con estas máquinas no se pueden realizar en casa.

Sin embargo puedes realizar en casa los masajes y drenajes linfáticos manuales siguiendo por ejemplo los pasos que te mencione en la sección de “cómo realizar masajes linfáticos en casa”. Así como también puedes prepararte en cursos online o presenciales para realizar estos procedimientos a familiares o amigos y obtener resultados de calidad.

¿Cómo es la sesión de un masaje linfático en un centro de belleza?

Las sesiones de masajes linfáticos comienzan estimulando los ganglios linfáticos con masajes suaves. Estas sesiones pueden ser de 30 minutos a una hora. Durante la aplicación del masaje pueden utilizar cremas que faciliten la eliminación de toxinas optimizando el proceso.

A medida que avanza la sesión de masaje el profesional ira preguntándote cómo te sientes para comprobar que no sientas ningún tipo de dolor ni molestia durante la realización del procedimiento.

Es recomendable que el profesional a cargo del procedimiento sea un masajista profesional o fisioterapeuta, los cuales son los más calificados para realizar estos masajes y sobre todo los drenajes linfáticos.

Precio de un masaje linfático en Venezuela

  • En Venezuela los precios de los masajes linfáticos se encuentran entre los 15$ a 25$ de acuerdo al centro estético y a la duración de la sesión.
  • En el resto de América latina cuestan entre 30$ y 50$ de acuerdo a la duración de las sesiones.
  • En España los masajes linfáticos oscilan entre los 15  y 30 por sesión.

Deja un comentario

Close Menu